Historia

Históricamente,  el origen del nombre El Vigía puede situarse en el año 1635 cuando el primer gobernador y capitán general de Mérida, capitán Don Alfonso Fernández Valentín entrego en consceciòn al capitán García Varela las tierras comprendidas a una banda del río chama y también en la quebrada de onia, es decir todo el territorio que abarca el actual municipio Alberto Adriani.

Como durante esa época eran frecuentes  las incursiones de piratas y corsarios en aguas del lago de Maracaibo adentrándose muchas veces hasta las poblaciones cercanas los recién llegados colonizadores establecieron un puesto de vigilancia en un sitio que permitiera abarcar visualmente el cause del río, posible camino de supuestos invasores, siendo este sitio un cerro ubicado en la parte sur adyacente al hoy llamado barrio Buenos Aires en ese cerro, llamado a partir de entonces “Cerro Vigía” se estableció vigilancia permanente para detectar cualquier posible presencia extraña  que pusiera en peligro la seguridad de la naciente aldea  y con el transcurrir del tiempo el “Cerro Vigía” fue la referencia de la zona, convirtiéndose  en el nombre  propio que hoy distingue nuestra ciudad.

De allá hasta la fecha han pasado muchos años que han incidido en la historia de nuestra ciudad y el de mayor trascendencia lo constituye la llegada del ferrocarril, ocurrida el   28 de julio de 1892; acontecimiento este que puede considerarse como la partida de nacimiento y por esta razón, se considera con justicia que El Vigía nació en la referida fecha, ocasión propicia para encontrarnos con su historia y tratar de recogerla por que no puede olvidarse que conociendo lo nuestro se aprende a quererlo mas.

De la pequeña aldea que se quedo esperando a los piratas y corsarios  solo queda que la historia para recoger, porque El Vigía de hoy es la expresión mas concreta de lo que puede hacer el trabajo, la lucha, el esfuerzo, y el deseo de progreso, características, estas que han sido el norte de quienes han labrado nuestra historia local, llevando a nuestra ciudad al sitial de progreso que orgullosa exhibe con referencia que se levanta  y habré caminos en las personas de sus hijos a lo largo y ancho de la patria como mensajero de un progreso  heredado  de quienes empezaron a labrar la historia, que apenas empezamos a conocer pero que pregonamos con orgullo.

 

 

 

Cambiar Idioma »